sábado, 1 de agosto de 2009

BUSCANDO

Ya no sé si siento amor

o simplemente apatía,

camino por un desierto

y solamente veo arena.


El oasis se insinúa lejano,

veo el verdor de los árboles.

Me acerco,

se aleja.

mi cuerpo tiembla por la sed,

por el calor.


Los rayos del sol me ciegan,

también me queman.

mis labios agrietados,

sólo desean una única gota de agua,

que me devuelva la vida

y borre la pena,

de seguir vagando en tinieblas,

perdida y en eterna soledad,

buscando la luz de la verdad…


Caracas, 30-06-2009