sábado, 1 de agosto de 2009

EL CAMINO DE MI SER

Antes de venir al mundo

y tomar mi forma humana,

pedí a los Dueños del Tiempo,

la alquimia más complicada

en un alma de mujer.

Pedí en lo alto,

el signo de la Virgen,

pedí en el centro,

la señal del gemelo y la doble columna.

pedí en la Luna,

el signo del águila blanca, de la bruja y maga eterna.

Lloré tanto tiempo buscando un sentido,

tratando de sanar mis heridas y mi dolor,

no podía entender que todo eso,

sólo era una bendición.

La guía eterna al camino del encuentro,

con aquel al que busco

y no logro encontrar.

A tu Eterno e infinito Ser,

A tí,

que reflejas en tus ojos,

Amor y Bondad…


Caracas, 30-07-2006